Recomendaciones

Los entrenamientos de fuerza están cobrando una gran valor a nivel científico.

Con la ayuda del Lic Lisandro Cacciatore les cuento algunos beneficios.

Los entrenamientos de fuerza están cobrando una gran valor a nivel científico.
En primer lugar, lo que más nos debería importar (o al menos lo que buscamos desde el entrenamiento) es poder generar masa muscular. Pero además, el entrenamiento de fuerza tiene otros beneficios relacionados con nuestra salud física y psíquica.
A nivel psíquico, se observa el aumento de la confianza y la autonomía física.
A nivel físico es el hecho de que esa nueva masa muscular generada impacta de manera positiva:
  • Aumentando el gasto de calorías en reposo (luego de entrenar fuerza, el costo energético para recuperarse en mayor), con lo que tu gasto calórico también aumentará.
  • Las adaptaciones del entrenamiento de fuerza, son transferibles a tu vida diaria, de repente cuestiones físicas de todos los días parecen resolverse como arte de magia.
  • En mujeres es sumamente importante ya que beneficia a la fijación de calcio en los huesos, y previene la osteoporosis.. cuanto antes comience esto mejor, no esperemos a tener la enfermedad para empezar a tratarla.
Pero pero! Las pesas! Los hombres gigantes en el gimnasio! No quiero volverme un ser enorme con una espalda terriblemente marcada!! 
Este es un mito muy común a la hora de empezar un entrenamiento de fuerza.. cerremos con este pequeño análisis:
Cuando un profesional te dice "haga algo de actividad física" y te recomienda, no sé, andar en bicicleta, te dice que te subas a la bici, des unas vueltas, sumes algo de actividad física a tu vida diaria, no te tenes que convertir en Lance Armstrong, competir en el Tour de France y ganarlo.
Con la fuerza es lo mismo, vas a realizar una actividad física para lograr TUS objetivos, en relación a lo que VOS podes realizar. Ningún entrenador serio espera que de un día a otro, seas una máquina de quemar calorías y generar músculo
El proceso de cambio de composición corporal es largo, asique paciencia!